Jue. Sep 23rd, 2021

Los hitos de la noche inaugural

Desde el Teatro Municipal en un recorrido por su escenario, pasillos, bambalinas, butacas y galería. Francisca Gavilán –quien homenajeó a Violeta Parra con su canto– y Francisco Reyes se tomaron el tiempo para animar una ceremonia que, en tiempos de pandemia, tuvo un tono más pausado y reflexivo que lo habitual. Todo esto desde la majestuosidad de un restaurado Teatro Municipal de Viña del Mar, donde los anfitriones conversaron con la alcaldesa Macarena Ripamonti, el rector de la universidad de Valparaíso Osvaldo Corrales, la Secretaria Regional Ministerial Constance Harvey y el Director Artístico de FICVIÑA Claudio Pereira.

Este acto inauguró ayer, a las 19:00 horas, la 33º edición del Festival Internacional de Cine de Viña del Mar que se extenderá hasta el 15 de septiembre con funciones online (a través de www.ficvina.cl) y presenciales en el Cine Arte de Viña del Mar y la sala Insomnia Teatro Condell.

La ceremonia se encuentra disponible en el canal YouTube de FICVIÑA

Cordialidad y nostalgia

Posteriormente, a las 20:00 horas, como parte de la actividad de “Diálogos de Cine”, de los que algunos se transmiten además en la plataforma teatroamil.tv, Pereira sostuvo una cálida y entretenida conversación con el actor argentino Leonardo Sbaraglia, quien repasó su carrera, su estrecha relación con el festival y su proyección futura en tiempos en que comparte producciones tanto en Latinoamérica como en España.

“Me da mucha alegría escuchar que se volvió a la presencialidad en las salas”, dijo desde su casa en Buenos Aires. “Es un tema súper complejo en este momento. Entiendo que las costumbres y toda la cuestión psicológica está cambiando muchísimo, en relación a llevar a la gente otra vez a las salas, al cine”.

Finalmente, a las 21:30 horas se estrenó la película “Noche de fuego”, dirigida por la directora salvadoreña-mexicana Tatiana Hueso. El impacto fue el mismo que recibió este año en el Festival de Cannes, donde fue ovacionada por más de 10 minutos. No podría ser de otra manera frente a la devastadora y humana historia de una niña que desaparece sin dejar rastro en un pueblo de la montaña. 

Fue un gran punto de partida para un festival que este año ofrece estrenos, retrospectivas, diálogos, foros y homenajes.